Cada siete años, la Unión Europea debe aprobar un Marco Financiero Plurianual: la materialización financiera y jurídica de las prioridades políticas de la UE. Es decir, la traducción en cifras de lo que quieren sus ciudadanos y sus dirigentes. El mes que viene, la Comisión publicará sus propuestas al respecto. Posteriormente, los Estados deben aprobar estas propuestas por unanimidad.

Las propuestas de la Comisión son fundamentales para la constitución del nuevo Marco Financiero Plurianual. Para eso, ciudadanos y dirigentes tienen que pensar qué tipo de UE queremos para el futuro. Es la clave.

Apertura a la ciudadanía

Para la UE es muy importante escuchar las preocupaciones de la ciudadanía. Con ellas, la Comisión hace propuestas, como en el caso de la consulta sobre la modernización y la simplificación de la política agrícola común (PAC). En este momento, la Comisión tiene una veintena de consultas públicas abiertas, en temas que van desde las tasas por el uso de las infraestructuras aeroportuarias hasta los programas de desarrollo rural, pasando por la iniciativa del Sello de Patrimonio Europeo. En lo que va de 2018 ya cerró 35 consultas. Y hará propuestas en base a las respuestas obtenidas.

Desafíos principales

La Comisión lo tiene bastante claro: los presupuestos a largo plazo 2020-2026 deberán hacer frente a nuevos desafíos ineludible: la gestión de la migración, la gestión de las fronteras exteriores de la UE, un decisivo impulso al programa de intercambio estudiantil Erasmus+, el avance hacia una defensa común (la llamada Unión de la Defensa), además de la reforma de la PAC y la mejora de las políticas de cohesión. Ello, sin descuidar el impulso a la transformación digital, otra prioridad de la UE. Y todo ello necesita una financiación adecuada.

Modernización presupuestaria

Para abordar sus nuevos objetivos, la UE debe elaborar un presupuesto a largo plazo nuevo y moderno que permita alcanzar de forma eficiente sus prioridades a partir de 2020.

Por ejemplo, en el periodo 2014-2020, el Marco Financiero Plurianual ha previsto un gasto del 38,9 % del total en Recursos Naturales (la mayor parte, destinada a la PAC) y un 33,9% en Políticas de Cohesión. Entre ambas, suman un 72,8 % del total.

Por lo tanto, un marco financiero modernizado debería incluir una mejora de la eficiencia de estas dos grandes líneas presupuestarias, que siguen siendo fundamentales para el futuro de la Unión.

Importancia de que no haya retrasos

La Comisión resalta la importancia de alcanzar un rápido acuerdo político, basándose en la experiencia de 2013, cuando las demoras en aprobar el Marco Financiero Plurianual tuvieron un retraso que, de repetirse, impedirían emprender a tiempo más de 100 000 proyectos financiados por la UE en ámbitos fundamentales como el apoyo a las empresas, la eficiencia energética, la asistencia sanitaria, la educación y la inclusión social. Por ejemplo, en 2021 hasta 1 000 000 de jóvenes (todo el programa) no podrían beneficiarse de un intercambio Erasmus+.

El próximo marco financiero plurianual debe alinear mejor la financiación disponible y las prioridades políticas y basarse en lo que funciona bien actualmente, al tiempo que se anticipa a los desafíos del mañana. En consonancia con la Declaración de Roma, el presupuesto debe contribuir a una Europa segura, protegida, próspera, sostenible, social y más fuerte a escala mundial.

Los europeos señalan constantemente la seguridad y la protección como prioridad fundamental de la Unión que desean, precisamente en un momento en el que la inestabilidad en la vecindad europea plantea graves desafíos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. El presupuesto de la UE es clave para garantizar una gestión eficaz de la migración, combatir el terrorismo y hacer frente a las amenazas informáticas. Tiene un papel crucial en el refuerzo del control de las fronteras exteriores. Nuestro presupuesto posterior a 2020 determinará, por ejemplo, si la concepción de una Guardia Europea de Fronteras y Costas fuerte y plenamente operativa puede llevarse a la práctica.

Fuente e imágenes: Comisión Europea (Representación en España)