El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en su reunión del pasado día 28 de noviembre, ha autorizado, entre otros acuerdos adoptados, la convocatoria de las ayudas para la mejora de la competitividad del pequeño comercio minorista de Extremadura, para el ejercicio de 2019, con un presupuesto de 2 millones de euros.

De acuerdo con la orden de convocatoria, podrán beneficiarse de estas ayudas las pequeñas y medianas empresas que ejerzan actividades comerciales al por menor.

Entre otras actividades, se considerarán subvencionables las obras de reforma de locales y la eliminación de barreras arquitectónicas de acceso al éstos; la adquisición de mobiliario, de equipos y elementos de decoración, rotulación y señalización, iluminación, protección y seguridad; la adquisición de terminales del punto de venta y de programas de gestión; los gastos de instalación y puesta en marcha de sistemas de fidelización de clientes, así como los de elaboración de planes de ahorro energético.

Las ayudas consistirán en una subvención del 40% de los gastos elegibles, con un límite máximo global por establecimiento de 20.000 euros.

El pequeño comercio representa en Extremadura el 20 por ciento de las empresas de la región, un sector que se encuentra inmerso en un proceso continuo de adaptación y modernización para poder competir en un mercado global en el que ganan peso las grandes superficies y el comercio online

Estas ayudas se implantaron en el año 2014 con un presupuesto de apenas 593.000 euros. En estos más de tres años de legislatura se han incrementado los fondos en un 70 por ciento.

Esta subida se ha traducido en que se ha podido llegar a más beneficiarios. En 2014 apenas fueron 83 y el año pasado se superaron los 200.

Fuente: Junta de Extremadura

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde